martes, 24 de enero de 2012

Melancolía

Comencé lentamente
alternando entre la luz
de las tenues farolas
y la férrea sombra
de la obscuridad;
en cada lento paso
de mi pesado andar,
viendo naufragar
a las blancas estrellas
en su continuo titilar,
y a una tímida luna
creciente entre nubes
comenzándose a asomar;
el viento hiere mi piel
con su gélida brisa,
pues sólo la cubre
esta negligente soledad
no habiendo quién
la procure cobijar;
entre voces logro
escuchar melodías
que traen nostalgia
de una pasada vida;
reptando entre la gente
sintiéndome ausente
y lleno de una extraña ansiedad,
que logra de mis ojos
arrancar lágrimas de soledad;
y me arrastro ante
esta inevitable melancolía
de memorias pasadas,
pues todo ello me trae
una temible verdad,
no te dejo de recordar,
y quizá, algo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario con fines ofensivos será borrado.