miércoles, 30 de noviembre de 2011

Luna pequeña


 Sales luna pequeña
de mi ojos dueña,
en tu cara tatuada
se posa mi mirada,
con tu brillo tenue
mi alma duerme
con serena paz
mirando tu faz;
y la recuerdo a ella
siempre tan bella,
su sonrisa radiante
dejó mi alma brillante.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Buscándote

Te busco en cada suspiro
en cada nuevo aroma,
siempre por donde miro
cuando el sol se asoma.

Te busco  en el cielo
o cuando sale la luna,
en cada nuevo desvelo
y en cada nueva duna.

En el arcoiris he buscado
y en cada gota de lluvia,
en cada sueño imaginado
en el sol y su estela rubia.

Y aún sigo buscándote
a cada paso cada momento,
esperando por amarte
y de mi alma, seas alimento.

Ausente

Vacío mi mente
me quedo ausente
apago la mirada
quedo en la nada
respiro profundo
se va el mundo
se van los sonidos
oigo mis latidos
viejos recuerdos
se esfuman ellos
siento escalofrío
me quedo vacío
se vacía la mente
hay un remanente
algo aún queda
fuerte se aferra
tú, tu esencia
dulce presencia
cuerpo etéreo
fuerte deseo.

martes, 22 de noviembre de 2011

Hierba, marea, viento y corazón

La hierba y la semilla nueva
cubren aquel cenizo claro
llenando de nuevo de verde
allí donde marchitó el rayo.

Al subir presta ya la marea
limpia huella de la arena bruta
que unos instantes marcada
la deja de nuevo impoluta.

Y el cielo azul y celestial
es allanado por la tempestad
que es curada por el viento
que de nuevo le da claridad.

Así como en la naturaleza,
el amor una vez profanado
puede anteponer el corazón
para estar con el ser amado.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Cielo nocturno

Terciopelo negro
que cobija mi desvelo
manchado de titilantes
luciérnagas brillantes
vigilas mi sueño
mientras duermo
y abrazas cometas
con diversas promesas
guardas constelaciones
de millones de emociones
e irradiadas nebulosas
de ideas fantasiosas
lugar del celestial Perseo
que lucho por su sueño
de a Andrómeda liberar
para poderla enamorar
todo eso es lo que veo
en éste negro cielo.

Cobardía

Cruel, miserable y rastrera
es aquella negra compañera
que poco a poco te debilita
y las palabras de la boca quita
víbora esquiva y ponzoñosa
de voz débil y lastimosa
que venda a los amantes
con sus prontos desaires
provocas esquivar una mirada
con tu amargura alada
impides amores eternos
creando parajes yermos
llenos de vació y descuido
de sentimiento huido
que conviertes futura alegría
en miserable agonía
tapas bocas amorosas
de amor un tanto deseosas
palabras de intenso aliento
haces que se las lleve el viento
y a los cánticos de amor
los conviertes en vapor
y al incansable amor verdadero
lo tiras a un profundo desfiladero
todo eso eres tú negra arpía
de nombre: cobardía.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Lo que mi alma lamentó

Y llegó el día en que la blanca
muerte a mi ventana se asomó
llevando mi alma en su barca,
y de esta vida ella me arrancó;
al momento de hacerlo
mi vida entera ante mi desfiló
y cada momento pude verlo;
mi alma sólo una cosa lamentó,
el no decirte cuanto te amó.

martes, 15 de noviembre de 2011

En cada luna llena

Se lleva el viento
mi sentimiento
llevándolo lejos
entre destellos
de una luna llena
blanca y serena,
lo deja en su cara
finamente tatuada
para iluminarte
y siempre cuidarte
con todo amor
finamente abrazador
en cada luna llena
a tu dulce alma bella.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Luna de noviembre


Impresionante y bellisima luna llena
que iluminas frágil la noche sin pena,
luciendo tú tan blanca y radiante
que iluminas el alma de este amante,
luna llena que entre claros de nubes
las irradias con tus blancas luces
que se desprenden de tu halo
y en el, mi buscada sonrisa hallo;
luna que me dejas anonadado
permiteme ésta noche estar a tu lado
y dibujar suavemente en tu cara
la felicidad que hoy por ti me es dada,
tú que entre tus hijas las estrellas
mi alma a tu lado siempre llevas,
llénala siempre de incalculable valor
pero sobre todo, llénala de amor.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Aquella noche...

Entre destellos de luces anaranjadas
y al canto de un ángel de negras alas
aquellas manos se entrelazaban
con el amor que las almas emanaban.

Al tiempo besos prohibidos los unían
y de miradas indiscretas se escondían;
más dos corazones ahora brillaban
en la obscuridad en que se cobijaban.

Entre lágrimas de inmensa felicidad
las miradas proclamaban una verdad,
que en aquel instante eran un solo ser
al poder sus almas con el corazón ver.

En aquel momento ella y él se unieron
en un paraíso en donde se perdieron;
y el mundo que los rodeaba desapareció
pues en ese instante, el amor los unió.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Lo que faltaba

Un atardecer perfecto se dibujaba
sol y luna en el cielo se pintaba,
mirándose de frente, se acariciaban
miradas que en el alma penetraban.

El viento suavemente soplaba
y cada árbol con el se balanceaba,
el sol mi rostro suave acariciaba
y la luna trémula brillaba.

La hierba al viento danzaba,
el ave en la lejanía, cantaba;
para la perfección algo faltaba,
tu mano que ahí no estaba.