sábado, 1 de octubre de 2011

Palabras

Las palabras no tienen dueño
más las poseé el corazón
que a veces con pasión
a veces con rencor,
las dice sin ningún temor,
y quien las dice se adueña
de aquella frase sin pena,
expresando gran amor
o un hiriente rencor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario con fines ofensivos será borrado.