miércoles, 22 de junio de 2011

La tempestad

Veo a lo lejos la inmensa tempestad,
cerca, aproximándose cada vez más
a pesar de mi intempestuosa necedad
de aceptar que pronto ha de llegar.

Me encuentro envuelto en el medio de ella,
soportando sus gélidos y veloces vientos
arrasando cada uno de mis pensamientos,
sin dejarme ver con claridad más allá.

Sobre mi sus estruendosos relámpagos
se ciernen sin piedad cegando la vista,
siento la tempestad, la escucho, la vivo,
pero mi alma no logra saber donde esta.

Maldita tempestad que mi alma abraza
envolviéndome y sin saber si calmara,
aunque lucho sin parar ni retroceder,
me pregunto ¿cuánto durará ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario con fines ofensivos será borrado.