martes, 27 de julio de 2010

Un hombre que llora.

No hace mucho que en ocasiones ha estado llorando, pero hacía demasiado tiempo que no sentía sus lagrimas caer sobre sobre su piel; llorando por sentimientos que lo invaden, llorando por ésta vida de la cual no sabe que esperar, llora al escribir ésto y querer sacar todos esos sentimientos confusos que no sabe ni siquiera que son o que significan. Y llora nuevamente al saber que está rodeado de mucha gente que lo quiere, que lo aprecian, que lo aman y que le dicen y reafirman que es una buena persona, que es un buen hombre, pero llora al escuchar sus palabras, porque aunque quizá sean ciertas solo es un hombre que no sabe que hacer con su vida, un hombre que quisiera encontrar su camino y a pesar de estar rodeado de gente que le da su amor se siente tan solo, solo es un hombre que llora al sentirse solo aún dentro de una familia, llora al no saber como poder decirle que quiere a su madre y que quisiera contarle sobre él, un hombre que a veces está harto de ser tan sensible y no poder hablar de sus sentimientos o decirle a una persona que la quiere sin llorar, un hombre que casi siempre se siente mejor junto a su perro, siempre amigo fiel, que junto a las personas; solo es un hombre que llora por sueños jamás cumplidos e ilusiones perdidas, alguien que llora al escuchar esa vieja canción que habla de amor y esperanza porque ya no sabe que esperar de la vida, solo es un hombre que llora al platicar con esa siempre fiel amiga que trata de darle ánimos pidiéndole que no se rinda ante nada y por nada y que él, trata de luchar pero a veces se siente cansado y rendido antes de emprender la lucha, solo es un hombre que llora al no saber que le depara la vida, porque aún no ha encontrado su camino y ni siquiera sabe lo que quiere ser o hacer en ella, solo un hombre que llora al ver como la gente a su alrededor va encontrando su camino y el simplemente no sabe cual es el de él. Y sigue llorando al sentirse cansado de siempre ayudar a los demás y no poder ayudase a si mismo y no saber el como emprender esa lucha interior. Y solo es un hombre que sigue llorando y que trata de escribir todo lo que siente y que nuevamente llora al saber que la gente que lo rodea quizá lo mirará con lastima o vendrán a él con las mismas palabras de siempre queriendo animarlo al leer éstas lineas, sin saber que no hay palabras que puedan animar su soledad y menos aún las hay para ayudarle a encontrar su camino, porque al final de cuentas solo es un hombre que llora por soñar demasiado, por querer creer en la magia, el amor, los milagros y por querer ser un héroe, por querer ser mejor para si mismo y los demás, un hombre que no puede y no ha logrado encontrarse a si mismo en el camino de la vida, alguien que llora por viejas glorias y hazañas ya olvidadas y perdidas en el tiempo...

...Solo es un hombre que llora al no encontrar su camino en la vida y sentirse en soledad.

sábado, 24 de julio de 2010

Tu eres dueño de tu vida

Tu eres dueño de tu vida y tus pensamientos, tu y nadie mas. Eres tu, tu propio guía, quien crea tu camino y tu futuro.Eres tu quien tiene su propia verdad, tu y nadie mas.

viernes, 9 de julio de 2010

Cien días

Cien noches de pensamientos
cien amaneceres en soledad
cien atardeceres descoloridos
cien noches en la obscuridad
cien poemas con amor
cien palabras hirientes
cien versos sin color
cien sentimientos ausentes
cien besos perdidos
cien miradas evitadas
cien abrazos reprimidos
cien estacas clavadas
cien gotas de lluvia sobre mi
cien lágrimas a mis pies
cien días solo aquí
cien veces sin ilusiones
cien fotos perdidas
cien ocasiones arrepentido
cien ilusiones ahora idas
cien tiempos confundido
cien ocasiones esperanzado
cien días apasionado
cien tiempos desengañado
cien vidas enamorado.